BOB HARTMAN

Por Josh Renaud de Petra Rocks My World!

"Mi entrevista con Bob Hartman tomó tres series de emails, donde yo le hacía preguntas y él las contestaba. Después de eso, las reuní para escribir un ensayo, el cual presenté para mi clase de Composición de en mi primer año de la Universidad, ¡Espero que les guste!"

P.S. Josh sacó 100% de nota con el ensayo :)


Bob Hartman es un sujeto callado y tranquilo. Su cabello negro, ahora comenzando a hacerse gris, es crespo, no muy estilizado. Su rostro y sus ojos muestran a alguien que es introvertido, un pensador. El no sería el tipo de persona que te imaginarías que fundaría y guiaría una banda pionero del rock cristiano, pero eso es exactamente lo que él ha hecho en los últimos 25 años.

"Yo nunca me habría escogido a mí mismo para estar en alguna clase de ministerio público", dice él. "En lo que concierne a un líder, probablemente yo no soy la mejor opción. No soy una gran persona de masas".

Pero parece que Dios tenía en mente un plan muy especial para Bob. El empezó a aprender a tocar guitarra a la edad de 13. El aprendió por sí mismo leyendo libros y viendo tocar a otros.

Cuando Bob ya tenía 21 años, ya había tocado en varias bandas seculares. Bob asistía al mismo centro cristiano que John DeGroff, un bajista. Como Bob lo establece: "Sucedió naturalmente que intentáramos formar una banda juntos"

Así nació la banda "Rapture" [Rapto]. Bob escribió unas cuantas canciones de su primer álbum, pero la banda no duró mucho.

"Después que Rapture se deshizo", dice él, "John se mudó a Ft. Wayne, Indiana para ir al 'Christian Training Center' [Centro de Entrenamiento Cristiano], un instituto con base en una iglesia del lugar. Yo ya había empezado a relacionarme con Greg Hough, el otro guitarrista original, cuando el Señor me hizo saber que quería que yo también fuera a ese instituto. Greg y yo nos trasladamos a Ft. Wayne para tomar clases y allá se formó Petra con un baterista que también estudiaba allá".

A fines de 1960 y comienzos de 1970, hubo un gran avivamiento espiritual en América, conocido como el "Movimiento Jesús", el cual tocó a muchas personas del "counter culture". Estos hippies, ex drogadictos y marginados, llegaron a ser conocidos como "Pueblo de Jesús" o "Fanáticos de Jesús". Pero en aquel tiempo, la música del rock cristiano casi no se escuchaba.

"Fue muy difícil", dijo Bob. "No había muchos lugares donde tocar y tuvimos la suerte de cubrir nuestros gastos cuando tocábamos. También tuvimos que enfrentarnos con el mensaje anti-rock que daban muchas iglesias. Tocábamos principalmente en lugares que habían comenzado durante el Movimiento Jesús... cafeterías, etc. Fue realmente asombroso que hayamos sobrevivido a todo"

Aunque fui difícil, Dios todavía tenía planes para Bob y Petra. La banda fue realmente un ministerio dedicado a alcanzar a los chicos con el mensaje de Jesús.

"En los primeros años de Petra, nosotros tocábamos principalmente conciertos evangelísticos que eran promovidos por el "Pueblo de Jesús". Muchas veces tocábamos conciertos al aire libre para atraer audiencia y luego lanzábamos el evangelio"

Con el tiempo, la música cristiana se desarrolló y ligó a ser más y más aceptada. Mientras esto ocurría, Bob se encontró ministrando a través de Petra a muchos cristianos como también incrédulos. Sin embargo, Petra nunca dejó sus raíces evangelísticas.

A medida que crecía el escenario de la música, también lo hacía la popularidad de Petra. Pero después de que el vocalista Greg X. Volz dejara la banda en 1985, las cosas fueron inciertas. La popularidad de la banda se levantó nuevamente a fines de los '80 y comienzos de los '90, declinando sólo debido al cambio de los estilos musicales populares.

"Ha habido muy pocos años estables para Petra", dice Bob. "Estar en la cumbre y también en la cola nos ha hecho saber qué privilegio es servir a Dios de esta forma, y creo que eso nos guardó de volvernos cómodos o vanidosos"

A pesar de todo, Bob mantuvo su fe en Dios, e hizo lo que Dios le dijo que haga. "Siempre hemos tratado de dar un paso a la vez, y hemos tratado de no 'adivinar' a dónde nos está llevando el Señor", dice Bob.

Estar en una banda, especialmente en una banda que viaja tanto como Petra, significa pasar mucho tiempo en el escenario. Bob explicó que en la vida artística, la banda pasa la mayor parte del tiempo en el lugar del concierto o en el hotel. Los días libres les dan la oportunidad de ir a centros comerciales, ver películas, o lavar la ropa. Lo más importante de todo es, sin embargo, mantener su relación con Dios, fortaleciéndose más a través del estudio individual de la Biblia y en momentos de oración en grupo y compañerismo.

"Especialmente recuerdo nuestros viajes fuera de los Estados", dice Bob refiriéndose a las giras. "Entre mis recuerdos favoritos están viajar por tren en Alemania, viendo los castillos y ver los Fiordos de Noruega. Por supuesto, mis mejores recuerdos son ver a las audiencias responder a nuestra música y mensaje."

En 1995, Bob sintió que Dios le guiaba a hacer un cambio. El ya no haría giras con la banda, sino que estaría en casa con su familia. En estos últimos años, sus responsabilidades han pasado a ser la composición y producción de álbumes. Este cambio resultó en una tremenda bendición.

"Ha sido grandioso para mi familia y yo desde que dejé el escenario. Ha permitido que mi esposa y yo enseñemos a nuestro hijo en el hogar [en lugar de enviarlo a la escuela], lo cual ha sido una gran experiencia.

Desde que Bob dejó el escenario, ha encontrado tiempo para hacer muchas cosas. Ha producido dos álbumes de Petra y ha escrito la mayoría de sus canciones. También ha escrito un libro de devocionales, ha escrito regularmente artículos para una revista argentina, ha escrito estudios bíblicos sobre el último álbum de Petra, ha empezado a practicar tenis y ha aprendido sobre computadoras por sí mismo.

Es sorprendente ver trabajar a Dios. Pareciera que él escoge personas para que hagan cosas que aparentemente no sería lógico que lo hicieran. El les pide que le sigan dondequiera que El les guíe. Es como si El estuviera tratando de enseñarles a confiar en El, y cuando ellos lo hacen, las cosas resultan precisamente como El quiere.

Eso es lo que le sucedió a Bob. El hombre tímido fue llamado a predicar el mensaje a través de la música y Bob escuchó y obedeció.

"Siempre me he sentido como una persona común y corriente que ha sido llamada y ha recibido una gracia especial de Dios para completar el trabajo ara el cual El me ha llamado", dice él.
PETRA-Sobre la Roca, sitio diseñado y actualizado por Yolange Renaud.
Todo el contenido con Derechos de Autor © , 2004.